• Iniciativa favorece a hijos e hijas de estudiantes de pregrado de la Universidad Católica del Norte.   

Siguiendo un estricto protocolo sanitario, fueron entregadas canastas de alimentos a párvulos del Jardín Infantil Taqinki de la Universidad Católica del Norte (UCN), en una iniciativa que favoreció a hijos e hijas de estudiantes de esa casa de estudios superiores.

Fueron 56 menores quienes recibieron el aporte, el que es materializado por la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) y distribuido en el recinto por la UCN, lo que constituye una valiosa ayuda ante los difíciles momentos que enfrenta la población a raíz de la pandemia COVID-19.

Sobre el contenido de la canasta, la directora de Taqinki, Ximena Luna, explicó que éstas fueron elaboradas por nutricionistas según los requerimientos alimentarios que necesitan los menores para su desarrollo. “Se higienizó el jardín antes y después de la entrega, siguiendo todos los protocolos sanitarios”.

Indicó que la entrega de canastas, que se ha realizado en forma mensual desde que comenzó la crisis provocada por el coronavirus, continuará en el mes de junio, favoreciendo a los párvulos del establecimiento quienes en un 85 a 90 por ciento son hijos e hijas de estudiantes de la UCN.

El aporte fue ampliamente valorado por los apoderados y apoderadas, quienes agradecieron el esfuerzo desplegado. “Somos muy afortunadas de tener un equipo tan íntegro, porque las canastitas siempre están completas y eso es algo que siempre hay que valorar mucho”, destacó Emilia, mamá de Vicente.

TRABAJO ININTERRUMPIDO

La directora del jardín explicó que el establecimiento continúa con sus actividades a distancia, aportando a la formación de los 56 párvulos que atienden, y que se dividen en tres niveles: sala cuna menor (0 a 1 año); sala cuna mayor (1 a 2 años) y nivel heterogéneo (2 a 4 años).

El recinto de la UCN, que cuenta con más de una década de existencia, opera en convenio con la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji), vía transferencia de fondos (VTF).

En la actualidad, el jardín envía diverso material a los apoderados “para que puedan continuar con la estimulación de los menores en sus distintos ámbitos de desarrollo”, explicó Ximena Luna.

Asimismo, recalcó que envían folletos y mantienen un contacto y entrevistas con los padres y madres de los párvulos, para mantenerlos informados y conocer sus requerimientos. En este contexto, señaló que a partir de la segunda semana de junio comenzarán reuniones virtuales orientadas a fortalecer el trabajo.

El Jardín Taqinki funciona con un equipo integrado por tres educadoras de párvulos, cuatro asistentes de párvulos, dos manipuladoras de alimentos, más la directora del establecimiento.