• Geólogo e investigador, Dr. Gabriel González López, realizó análisis. 

 

Como un “sismo de magnitud moderada con efectos no destructivos”, calificó el investigador del Departamento de Ciencias Geológicas de la Universidad Católica del Norte (UCN), Dr. Gabriel González López, el movimiento telúrico registrado hoy, a las 3:35 de la madrugada, en gran parte del norte grande de Chile.

El especialista explicó que el movimiento telúrico, que alcanzó una magnitud de momento de 6,8 según los datos aportados por el Centro Alemán de Monitoreo Sísmico, GEOFON, tuvo su epicentro en el Salar de Atacama, y una profundidad   de 88 kilómetros.

En tanto, que el Centro Sismológico Nacional, reportó una magnitud 6.9 y un hipocentro a 123 km de profundidad. Respecto de las intensidades de Mercalli, en las inmediaciones del Salar de Atacama, alcanzaron entre VI a VII, y en la ciudad de Antofagasta entre IV y V. Lo que en términos de percepción de intensidades es moderado a fuerte en San Pedro de Atacama y en Antofagasta suave a moderado.

Indicó que la población cercana al epicentro pudo percibir con fuerza el movimiento telúrico debido que el sismo tuvo un mecanismo de generación por falla tensional. “Esto genera un tipo de radiación de energía de alta frecuencia lo que hace que en el área del epicentro se produzca una agitación sísmica intensa que, en algunos casos, tal como la experiencia lo indica puede ser destructiva”.

Agregó que otra razón que influyó en la percepción por parte de las personas, fue el momento de ocurrencia del sismo. “Al ocurrir en la madrugada, las personas se encontraban en sus hogares, durmiendo y con muy poco ruido ambiental, pudiendo percibirlo de manera más intensa” destacó el académico de la UCN.

El geólogo, quien es subdirector del Centro de Investigación para la Gestión Integrada del Riesgo de Desastres (CIGIDEN), señaló que por sus características de generación el sismo ocurrido hoy en la región de Antofagasta, fue muy parecido al mecanismo de falla que generó los terremotos de Chillán (1939) y Punitaqui (1997).